Hoteles curiosos: Dormir en un perro

La de hoy es la segunda entrega de la serie sobre hoteles curiosos. Si en la anterior entrada os comentaba la posibilidad de pernoctar en un zapato, en esta ocasión os traigo un alojamiento con una forma un tanto especial. Se trata de Dog Bark Park Inn, un bed&breakfast con forma de perro. De la raza beagle, para ser exactos. […]

La de hoy es la segunda entrega de la serie sobre hoteles curiosos. Si en la anterior entrada os comentaba la posibilidad de pernoctar en un zapato, en esta ocasión os traigo un alojamiento con una forma un tanto especial. Se trata de Dog Bark Park Inn, un bed&breakfast con forma de perro. De la raza beagle, para ser exactos.

dormir en un perro, dog-bark-park-inn-01

Dog Bark Park Inn

Llegando al Dog Bark Park Inn, lo primero que recibe (y sorprende) al visitante, es la presencia de dos gigantescos perros. Se trata de Sweet Willy, el mayor beagle del mundo, y de su cachorro Toby. Les podemos encontrar en Cottonwood, una población estadounidense en el estado de Idaho. Cottonwood está situada a unas cuatro horas de Boise, la capital del estado, y a tocar de la frontera con el estado de Washington.

Los artífices de tan colosal can son el matrimonio formado por los artistas Dennis J. Sullivan y Frances Conklin que se dedica, desde hace más de 30 años, a tallar figuras en madera.  Su especialidad son las figuras de perros, pues cuentan con más de 60 razas y poses entre sus obras. También hacen tallas personalizadas de las mascotas de sus clientes a partir de fotos.

En este vídeo podemos ver al bueno de Dennis en acción.

A raíz de la venta de sus perros en televisión, en 1995, los Sullivan tuvieron un gran incremento de ventas. Tal fue la cantidad de pedidos que los artistas estuvieron 18 meses sin hacer otra cosa que no fuera tallar perros.

Con los beneficios obtenidos, el matrimonio decidió emprender su más ambicioso proyecto: el Dog Bark Park, el mayor Beagle del mundo. Inicialmente, fue construido como taller y exposición de sus obras y como un lugar dónde los visitantes pudieran observar sus habilidades en la talla de madera.

dormir en un perro, dog-bark-park-inn-03

Greystock, via Wikimedia Commons

La elección de la raza beagle para su edificación no fue casual. Según los artistas, el beagle fue la primera raza de perro que Dennis empezó a tallar y aún hoy sigue siendo un best seller, así que se trataba de una apuesta segura.

La edificación fue terminada en 1997 y desde entonces han recibido multitud de visitas y varios reconocimientos, entre ellos el premio de Cultura y Turismo del estado de Idaho en 2003. También han sido varias sus apariciones en distintos medios y programas como la CNN, Ellen Show, HGTV, Today Show, London Times o Daily Mail.

La atmósfera perruna está presente en cada uno de los detalles que conforman este peculiar alojamiento. Los huéspedes son recibidos con deliciosas galletas con forma de perro, los cabeceros de las camas cuentan con tallas de perros. ¡Incluso el baño tiene forma de hidrante para los bomberos!

View this post on Instagram

Good morning from Idaho!

A post shared by Josh Kazakos (@joshkazakos) on

La casa está formada por dos estancias conectadas en el interior de Sweet Willy. Toby, el cachorro, no es habitable. Sweet Willy tiene capacidad para cuatro personas, dos en una cama queen size y dos en unos futones complementarios. Dispone de todos los servicios y facilidades para brindar al huésped una agradable estancia, entre ellos microondas, cafetera, aire acondicionado, desayuno continental (que incluye la granola con frutas, receta secreta de la familia Sullivan), libros, juegos de mesa… Igualmente ofrece una experiencia de desconexión total, al no disponer de televisión ni teléfono.

Si bien solamente está abierto de abril a octubre para dormir, durante el resto del año es posible visitarlo. Si quieres pasar una noche en Dog Bark Park Inn, asegúrate de reservar con la suficiente antelación, pues dormir dentro de este inmenso perro suele estar bastante solicitado. El precio ronda los 90 € la noche, más 15 € si traes perro (inexplicablemente, en este perruno alojamiento, traer a tu mascota supone un incremento).

Asimismo, Dog Bark Park cuenta con una exposición donde los huéspedes pueden adquirir alguna de las tallas que realiza el matrimonio Sullivan. Además de unas 60 razas y poses de perros, también disponen de tallas de gatos, osos, peces, alces o de los expedicionarios Lewis&Clark. Si no nos viene muy bien pasarnos por el Dog Bark Park Inn, existe la posibilidad de comprar alguna de sus figuras a través de su tienda online. Además, ofrecen un taller de escultura en madera para los huéspedes, dónde estos podrán realizar sus propias tallas.

En los alrededores de Cottonwood podemos realizar varias actividades, que de buen seguro el amable matrimonio Sullivan nos ayudará a planificar. Entre ellas destacan los descensos en canoa por la garganta del río Snake, la popularmente conocida como Hell’s Canyon. También podemos practicar senderismo en la ruta Lewis&Clark, visitar el Parque Nacional del lago Winchester o el monasterio de St. Gertrude y su museo histórico.

La dirección del Dog Bark Park Inn es:

2421 Business Loop 95

Cottonwood, Idaho

Como siempre en este blog, ubico el Dog Bark Park Inn en el Mapa de TopTravelMap, el mapa de los mejores destinos y lugares curiosos. Así si, en alguna ocasión, vas a Idaho, dispondrás de la ubicación de este b&b para poder dormir en el interior del mayor beagle del mundo.

Nos vemos en el río Dubois.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *